JardinesDeCalmaFeroz

Mi foto
"Pertenecía a aquel tipo de mujeres plácidas que parecen hechas de miel oscura, tersas, dulces y melosas, que con un solo gesto apacible, un movimineto de cabellera, un solo y lento destello de la mirada dominan el espacio y permanecen tranquilas como en el centro de un ciclón, al parecer ignorantes de la propia fuerza de atracción, que arrastra hacia ellas de modo irresistible los anhelos y las almas, tanto de hombres como de mujeres" (Patrick Süskind -El Perfume) Sabe instintivamente cuando tienen que morir las cosas y cuando tienen que vivir; sabe como alejarse y como quedarse...

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Libros sobre la mesa, frases sobre el mantel.

Es así, miras el techo, miras la mesa, miras el techo, miras la mesa. Vas a la mesa y decís me pongo a estudiar, te ponés a leer y la fucking psicología te salta con esas frases filosóficas, que te producen un giro de 360º en la cabeza. Transcribís eso sobre el mantel y te quedas mirando la mesa. Pasan los segundos y seguís mirando a la mesa. Se siente el grillito de fondo y vos continuas mirando la mesa: "El presente es efecto de un pasado que no se hace historia". Y ahora va de nuevo, miro al monitor...pasan los minutos y sigo mirando el monitor. Se siente Pepe Grillo y sigo acá, mirando el monitor.

Veamos "el presente es efecto de un pasado que no se hace historia", o sea que no todo pasado es historia, uno puede dejar que pase el tiempo, pero eso no garantiza que los sucesos se hagan historia. Por más que se acumulen días en el ropero, tu presente se ve cagado por ese pasado, que no quiere hacerse historia. Ahora, ¿CÓMO MIEEERRDA SE CONSTRUYE LA HISTORIA?! cómo se hace para que esos mocos que uno se manda, pasen al sector "pasado pisado" y permitan ver, sin humillación, esas facetas de la vida en donde uno se manda espectacularmente cualquiera de una manera universal.

Pienso...reflexiono...trato de ponerle onda y me digo: trabajar con el pasado, si, que tremenda cagada. Ya esas cosas inherentemente traen su cuota hostil de melancolía. Se me ocurre: el campo, la infancia, el taller expresarte, el autito a control remoto que nunca fue, las cosas que uno pierde, las personas más queridas que se van, lo que fuiste, lo que no fuiste, las cosas que uno hace y las que no, lo que se dijo, lo que se calló. Hay cosas que están buenas, otras no tanto y ¿qué se hace con esas cosas que no están copadas y jamás debieron suceder?. Esos arrepentimientos agudos, las facetas patéticas, las creencias en el pelotudísmo atómico, toda esa cagada que te hizo perder demasiado ¿también hay que asimilar esto en la historia?. Hay cosas que particularmente no creo que sean agradables poner en la curricula; eso de "te sirve para aprender y no volver a cometer el mismo error", MEEENTIRA!, así te pongas un cartel luminoso en la frente, con foquitos multicolores, uno termina jodiéndola. Tendemos a la compulsión a la repetición, ¡somos sujetos con tendencia a cagarla señores! y no hay viveza con que darle a esto. Así que no me vengan con lo didáctico, porque la historia personal de cada uno, sinceramente, no creo que sea buena docente.

Pasado e historia, historia y pasado ¿cómo se hace?.¡DUELE!, RECORDAR DUELE, Y HACER HISTORIA ES RECORDAR PARA SIEMPRE. En una oportunidad escribí "prohibirme sentir fue demasiado", ¡pero claro! ahora entiendo, es ahí donde está el meollo de la cuestión. Digamos, hay cosas catastróficas que no podes disfrazar para que encajen en tu historia, entonces, si aquello que no entra en tu historia te jode el presente, que mejor que hacerse el gran pelotudo de una manera profesional, para serle indiferente a ese pasado que está cagando tu vida. Entonces lo ideal es que todo te chupe literalmente un huevo, hay que andar como un sujeto desafectuado, omnipotente por la vida, haciendo que ese pasado, que te forreó en muchas cosas, se convierta en un suceso intrascendente. Eso es, a esos episodios hay que dejarlos colgando, fuera de la historia...ahí quedarían, en el aire, colgaditos, unos al lado de los otros. Flotando en un vaivén, cómo unas pelotitas de oxigeno insulso...ahí.

Concluyo con esta idea, porque es el único puerto al que puedo arribar en medio de toda esta asociación libre: HACERSE EL PELOTUDO, restarle importancia a esas cosas que, siendo cualquiera, nos jodieron muchos e importantes aspectos de nuestras vidas. Y a pesar de eso seguir, ¿hacia dónde?,no sé...pero seguir. Yo por el momento voy a mirar al techo, voy a mirar la mesa, voy a invitar a Pepe Grillo a vivir a mi departamento y voy a transcribir frases en el mantel. Voy a seguir mirando el techo, voy a continuar tildándome sobre el mantel y voy a volver a mirar la mesa; y cuando miro la mesa sólo encuentro esto: libros sobre la mesa y frases sobre el mantel.

5 comentarios:

La Jirafa dijo...

Ahora... si nos hacemos los pelotudos, no? Tomando al psicoanálisis, como vos lo hiciste primero, diría: y el eterno retorno de lo reprimido???

Morella* dijo...

Jirafiiita viajeera!! . Yo diría que retornar va a retornar, siempre, estamos destinados a cagarla, ya lo dije. Yo apelo a dejar que se repita pero serle indiferente. Al menos se evitaría la angustia..supongo. Lo voy a poner en práctica y después veo cómo resulta, al fin y al cabo son modos de goce ;).
P.d: hay q organizar juntada!

Sancho Panza dijo...

Entré a ver si sus jardines seguían en calma feroz. y me llevé la gratísima sorpresa de ese último texto. No solamente me gustó sino que advierto un gran crecimiento en tus modos de pensar las cosas. felicitaciones !!!

Morella* dijo...

"poder decir adiós, es crecer"

La Decana dijo...

te aviso por si no sabias que te zarpasteeee con este apartado filososfico jajaja muy buenoooooooooooooooooooo! felicitacioness amii escritora